El Rayo B se deja un gol tras marcar con un rival lesionado

Genial acto de deportividad del filial que debería crear conciencia en el fútbol, tanto en categorías inferiores como entre los profesionales.

Pablo Vázquez

El Rayo B se deja un gol tras marcar con un rival lesionado
El Rayo B se deja un gol tras marcar con un rival lesionado

Son muchos los vídeos que circulan por la red sobre agresiones, peleas y todo tipo de sucesos capaces de avergonzarnos en el mundo del fútbol, pero también los hay que nos hacen recobrar la fe en este deporte, en esa palabra que deriva de él, la deportividad, y en los actos de buena fe de quienes lo practican. El último lo hemos visto en la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano, en el partido que enfrentaba al Rayo B con el CD Los Yébenes-San Bruno. 

Corría el minuto 13, cuando Kike Hermoso establecía el primer tanto del partido, sin darse cuenta de que un jugador del equipo rival, Maya, se encontraba tirado en el suelo, dentro del área, aparentemente lesionado. Desde el banquillo podía escucharse cómo el entrenador pedía que echaran el balón fuera, pero sus jugadores no escucharon con claridad a su técnico, y acabaron marcando. La pauta del entrenador rayista, Luis Cembranos, fue clara: dejar que el CD Los Yébenes-San Bruno marcara el gol del empate sin oposición de los suyos. Y así fue, los jugadores del Rayo B se quedaron quietos, a la espera de que Gallardo, el delantero de los de Aluche, marcara el empate en uno de los gestos de deportividad del año en el mundo del fútbol. 

El partido concluyó con victoria del Rayo B por cuatro goles a uno, lo que les situaba en la primera plaza del Grupo VII de Tercera División, algo que aporta aún más valor al acto de deportividad de los de Luis Cembranos, ya que lo que se juegan esta temporada, a juzgar por sus actuaciones en estas primeras 13 jornadas de liga, es el ascenso a la Segunda División B. Aquí puedes ver el resumen del partido: