Cómo construir un futbolista profesional

¿Qué hace falta para que un futbolista con el don de jugar bien afronte el salto y se convierta en profesional? Visitamos un centro de alto rendimiento para averiguar cómo se consigue.
FourFourTwo -
Cómo construir un futbolista profesional
Cómo construir un futbolista profesional

Serás incapaz de encontrar un futbolista con demasiados kilos de más y fofo por mucho que te esfuerzos en los clubes profesionales. En el fútbol moderno no hay hueco para jugadores que descuiden su físico. Desde el central más corpulento al delantero más pequeñito. Todos son máquinas trabajadas por los expertos con los que se han ido reforzando los equipos durante los últimos años, en los que la preparación física más exigente, la nutrición y cualquier aspecto de vida saludable, han aterrizado en el deporte rey, como ya antes lo había hecho en disciplinas como el ciclismo o el atletismo, que se rigen por la ley del fondo. Pero, ¿cómo se consigue que una persona con calidad para ser profesional sea más fuerte, más rápido y que roce el 100% de su forma? Para saberlo, nos fuimos a la University Campus Suffolk (UCS), que trabaja con el Ipswich Town, un equipo de la Segunda división inglesa que visitó la Premier League por última vez en la temporada 2001-02. Ahora cuentan con un arma nueva para volver a saborear el aroma de Old Trafford o Anfield.

1. ANÁLISIS DEL MOVIMIENTO

“Para mejorar la eficiencia del movimiento de un jugador, necesitamos primero saber cómo éste se mueve”, nos explica Lee O’Neill, máximo responsable de la materia en la Academia del Ipswich Town. “Lo hacemos con la tecnología de captura del movimiento con la que contamos”. Imaginad a uno de nuestros redactores fuera de forma corriendo por un laboratorio en el que es exprimido a tope. “Esta información nos permitirá construir un programa de entrenamiento a medida”.

Publicidad

2. EVALÚA EL MOTOR

“Es necesario un motor de bajo consumo para cubrir los 90'. Para saber que contamos con uno bueno, nos suben en una cinta de correr con una máscara de oxígeno. “Mide nuestra capacidad de bombear oxígeno por todo el cuerpo y cómo lo utilizamos”, nos señala el Doctor Gavin Devereux, el encargado de liderar los grados de Ciencias del Deporte y de la Actividad Física de la UCS.

“La manera más eficiente de mejorar tu cuerpo es con un proceso más largo y más difícil”. ¿Y para qué sirve la máscara? “Se analiza el tiempo en el que tu cuerpo utiliza el oxígeno para producir energía antes de echar mano de fuentes de energía menos eficientes. ¡Tú tardas poco en hacerlo!”

Publicidad

3. ENTRENAMIENTO DEL CEREBRO

En el tercer punto, bombardeamos nuestro sistema sensorial con estímulos visuales y acústicos en rápida evolución, teniendo que reaccionar con rapidez y con precisión haciendo click en un botón o presionando un pedal. Es bastante estresante. “Con el entrenamiento adecuado podríamos utilizar este sistema para ayudarte a manejar situaciones de estrés en el terreno de juego mucho mejor de lo que actualmente te manejas”, apunta el Doctor Emmanoull Georgiadis, profesor de psicología deportiva.

Publicidad

4. RETROCEDE EN EL TIEMPO

Imagina ser capaz de rebobinar en tu vida y ver exactamente en qué te equivocaste. Esa posibilidad ya es una realidad, aunque virtual, gracias a las gafas Oculus Rift. “Esta tecnología está todavía en desarrollo”, dice el Dr. Devereux. “Con el uso del GPS seremos capaces de rastrear los movimientos de cada jugador y del balón”, añade O’Neill. “Con esos datos podremos volver a jugar el partido, dando a los entrenadores y a los propios jugadores la oportunidad de rehacer el encuentro, pudiendo parar en el momento en el que se ha cometido un fallo para analizarlo".

Publicidad

5. EQUILIBRIO EN PIERNAS

Salimos un poco desorientados de nuestra última experiencia de realidad virtual, pero pronto nos cambia el rostro cuando vemos que el siguiente paso lo haremos sentados. Lo único triste es la puntuación que damos en esta máquina, en la que extendemos y contraemos las piernas con resistencia. Así medimos la fuerza de nuestros cuádriceps y de nuestros isquios. “Lo ideal es tener un equilibrio entre las dos piernas”, nos dice Jimmy Reynolds, director de medicina deportiva en la Academia del Ipswich Town. “Si hay un desequilibrio, el riesgo de lesionarnos aumenta. Viendo los resultados, es necesario que fortalezcas la pierna derecha, que es la que está débil”.

Publicidad

6. TIPO DE JUGADOR

Los guantes blancos de látex son el inicio de nuestra entrada en un mundo en el que los científicos pueden examinar la genética de un futbolista. “Podemos mirar las fibras musculares de un jugador para ver si son de un atleta de tipo 1, fondista, o un atleta de tipo 2, explosivo”, nos afirma Devereux. Pero resulta que nosotros pertenecemos al atleta de tipo 3, el que no es nada.

Publicidad

7. CONTROLA TU RESPIRACIÓN

No descartes ninguna técnica de respiración. A todos nos sirven. En el séptimo paso nos conectamos a una máquina que mide la frecuencia cardiaca y la inhalación. “Podemos mostrarte cómo controlar tu sistema nervioso autónomo a través de la respiración”, nos dice el Dr. Georgiadis. “Esto ayuda a la recuperación. Dormiremos mejor y tendremos menos estrés en situaciones de mucha presión”. Nuestros expertos ya nos han dado el plan para que podamos tener éxito, así que sólo depende de nosotros. ¡Está difícil!

Publicidad
Te recomendamos

Con la vista puesta en "su" final de Champions, analizamos al Atlético de Madrid de D...

Diego Pablo Simeone ha confeccionado una plantilla muy completa....

El guardameta mostoleño invitó al exjugador del Barcelona a volver a jugar....

El protagonista del modo 'El Camino: Campeones' fichará por el conjunto blanco....

Julen Lopetegui está muy satisfecho con su rendimiento y quiere que se queden en la p...

El futbolista alemán, que juega en el Chicago Fire, marcó tras un lanzamiento desde l...