Los 5 errores más comunes de los entrenadores de fútbol

Evita los típicos fallos.
Alec Fenn -
Los 5 errores más comunes de los entrenadores de fútbol
5 fallos típicos de los entrenadores de fútbol

Alistar Smith ha trabajado en los programas de tecnificación de la Federación Inglesa de Fútbol durante 17 años, así que puede ayudarnos a evitar los típicos fallos de entrenamiento:

1. Dar demasiadas instrucciones

Si solo le dices a un jugador que siga órdenes y tareas aprenderás de manera no efectiva. Hace 20 años había muchos entrenadores de éxito basados en la disciplina y muchos entrenadores jóvenes intentaron copiar su estilo. Se pueden dar órdenes de vez en cuando, pero tienes que comunicar de muchas maneras. Intenta hacerles preguntas o muéstrales algo con ejemplos (vídeo, fotos).

2. Entrenamientos que confunden

Antes de cualquier sesión de entrenamiento, hazte la pregunta: “¿hago esto para parecer buen entrenador o para que mis jugadores mejoren?”. Muchos entrenadores intentan impresionar a sus compañeros con sesiones muy elaboradas que confunden a sus jugadores. Es importante que les exijas según su nivel: si no pueden hacer lo que les pides, no están preparados. No hay nada malo en un ejercicio sencillo. Olvídate de tu ego y piensa en tus pupilos.

3. Ignorar los partidos en campo pequeño

Una de las quejas más habituales de los entrenadores se refiere a la calidad de los campos ingleses y el impacto negativo que tienen en las sesiones de entrenamiento. Si es tu caso, deberías entrenar bajo techo en invierno y jugar cinco contra cinco. Es muy importante que los jóvenes toquen la pelota lo máximo posible. Las sesiones de entrenamiento técnicas en espacios pequeños acelerarán el desarrollo de tus jugadores y el invierno es el momento ideal para trabajar indoor.

Publicidad

4. Hablar demasiado

Lo último que deberías hacer si trabajas con niños o juveniles es pasarte 20 minutos dándoles información táctica: no te escucharán. Dales instrucciones breves y claras para que entiendan lo que quieres obtener en esa sesión de entrenamiento. La pelota debería estar presente del 70 al 90 por ciento del tiempo del entrenamiento. También deberías resistir la tentación de interrumpir cuando las cosas no van bien en el campo. Tienes que dejar al jugador que explore y aprenda de sus errores. Preguntarles algo después de un error es más efectivo.

5. No repasar los entrenamientos

Veo cómo muchos entrenadores hacen una serie de entrenamientos orientados a un fin (por ejemplo, los principios del pressing) y nunca más lo hacen. Deberías aprender los principios, aplicarlos y repasarlos. Hacer esto cada dos meses hará que tus jugadores comprendan los entrenamientos técnicos y tácticos y cómo adaptarlos al terreno de juego.

 
Publicidad
Te recomendamos

Con la vista puesta en "su" final de Champions, analizamos al Atlético de Madrid de D...

Diego Pablo Simeone ha confeccionado una plantilla muy completa....

El guardameta mostoleño invitó al exjugador del Barcelona a volver a jugar....

El protagonista del modo 'El Camino: Campeones' fichará por el conjunto blanco....

Julen Lopetegui está muy satisfecho con su rendimiento y quiere que se queden en la p...

El futbolista alemán, que juega en el Chicago Fire, marcó tras un lanzamiento desde l...