El Real Madrid aparece en escena con la apertura del mercado

El CD Tacón pasará a ser el Real Madrid a partir del miércoles 1 de julio. El club blanco competirá en Primera Iberdrola

EFE

El Real Madrid aparece en escena con la apertura del mercado. Fuente: CD Tacón
El Real Madrid aparece en escena con la apertura del mercado. Fuente: CD Tacón

"Creemos que ha llegado el momento de que tengamos nuestro propio equipo femenino", dijo Florentino Pérez al dirigirse a los socios del Real Madrid en la Asamblea General Extraordinaria del pasado 15 de septiembre. Ese día, el club blanco aprobó la absorción del CD Tacón con un saldo de 810 votos a favor, 44 en contra y 40 abstenciones. De ese recuento nació el compromiso de la entidad madridista de sumarse a partir de este 1 de julio al impulso del fútbol femenino.

En España y en Europa se esperaba este movimiento del gigante blanco. El Real Madrid sigue los pasos dados anteriormente por otros grandes trasatlánticos. Clubes algo más modestos, como el FFC Fráncfort, el Umea o el Turbine Potsdam, han ido cediendo en su dominio en el continente frente a los presupuestos y las plantillas del Wolfsburgo y del Olympique de Lyon. Ahora son los vigentes campeones de Alemania y de Francia los que se preparan para abordar una mayor competitividad en los años venideros, dadas las crecientes apuestas del Barcelona, del Bayern de Múnich, del Chelsea, del Manchester City o del París Saint-Germain. El reciente arribo del otro equipo de Manchester, el United, o del Juventus italiano contribuyeron asimismo a ampliar el mapa del fútbol femenino, un negocio en expansión y con un techo por descubrir.

El pasado Mundial de Francia, por ejemplo, arrojó buenas cifras de asistencia y mejores registros de audiencia, con un acumulado de 1.120 millones de telespectadores. 993,5 millones vieron al menos un minuto del torneo a través de la televisión y 481,5 lo hicieron a través de plataformas digitales.

Mediado aquel certamen saltó la noticia. El club blanco se decidía a armar su equipo femenino. "El Real Madrid debe formar parte de este fenómeno mundial", convino Florentino Pérez ante los socios madridistas algunas semanas después.

Ante la imposibilidad de cumplir los plazos para la temporada 2019/20, la junta directiva merengue implementó un primer marco de colaboración transitoria con el CD Tacón. Durante la pasada campaña, el cuadro taconero compitió con su nombre original, aunque ya jugó y entrenó en Valdebebas. Finalizó la temporada en el décimo lugar.

El Real Madrid irrumpirá con su nombre, camiseta y escudo este nuevo curso, con el propósito de llevar su marca al máximo nivel en aquellas competiciones nacionales e internacionales en las que participe desde septiembre en adelante.

"Ha llegado el momento en el que se afronte este nuevo desafío y se construya un equipo de fútbol que sea capaz de competir y del que también todos nosotros nos podamos sentir orgullosos", adelantó su presidente.

En la temporada 2020/21, los seguidores verán al Real Madrid únicamente en la Copa de la Reina y en la Primera División. Ser uno de los tres mejores equipos del torneo regular le abriría las puertas de la Liga de Campeones, competición que no ha ganado todavía ningún conjunto español. El Barcelona alcanzó la final europea en la temporada 2018/19.

Precisamente, el conjunto azulgrana, referente en España tras sus recientes éxitos en la Supercopa y en la Primera Iberdrola, marcó las primeras distancias con el CD Tacón al derrotarle en la primera jornada, por un concluyente 9-1, en el estadio Johan Cruyff. Por 0-6 se impuso en el encuentro de la segunda vuelta en la Ciudad Deportiva del Real Madrid.

Las prestaciones del equipo blanco deberían ser mejores esta temporada. Reclutará para ello a algunas de las jóvenes jugadoras españolas más prometedoras del momento y a otras algo más experimentadas. El club espera, además, que las apuestas internacionales del pasado curso den otro paso adelante en su rendimiento. Sofia Jakobsson o Kosovare Asllani fueron, no obstante, medallistas de bronce con la selección de Suecia en el pasado Mundial de Francia.

Del bloque que ascendió con el CD Tacón apenas continuarán media docena de nombres. Esther Martín-Pozuelo, Patri Carballo, Marina Martín o Gema Prieto, protagonistas de aquella gesta, son algunas de las futbolistas que se despidieron ya.

UNA TEMPORADA CON 18 EQUIPOS Y 4 DESCENSOS

La construcción del Real Madrid animará este periodo estival, en el que también debería resolverse el conflicto de la lista de compensación.

El sindicato Futbolistas ON denunció ante la Audiencia Nacional este artículo, incluido en el primer convenio colectivo de las futbolistas de la Primera División, por el que algunos clubes solicitan entre 10.000 y 500.000 euros en concepto de compensación por jugadoras menores de 23 años que finalizaron este 30 de junio sus respectivos contratos. Es el caso de Damaris Egurrola y Maite Oroz, por las que el Athletic Club reclama medio millón de euros por su incorporación a otro club español, o de Eva Navarro y Ona Battle, por las que el Levante solicita 250.000. Esas cantidades están muy por encima de mercado.

En esta primera ventana de transferencias, abierta entre el 1 de julio y el 14 de septiembre -aunque este margen podría ser modificado por la pandemia-, volverán a imponerse los movimientos tras fin de contrato.

El Barcelona apostará por un proyecto continuista en contraposición con el Valencia, el Sevilla, el Betis, el EDF Logroño o el Sporting de Huelva, que acometerán una profunda remodelación de sus plantillas.

El Atlético de Madrid intentará rearmarse tras atar la continuidad de Dani González en el banquillo.

El Levante, con 8 bajas ya confirmadas, buscará mantenerse en los puestos de honor, a los que se aproximó el Deportivo Abanca en su primera experiencia en la elite. El equipo revelación de la temporada perderá, sin embargo, a Miriam Ríos, María Isabel Rodríguez, Nuria Rábano o María Méndez.

El Santa Teresa y el Eibar son los dos equipos ascendidos desde Reto Iberdrola. Con ellos el número de equipos participantes pasará de 16 a 18. Cuatro de ellos perderán la categoría el próximo curso.

El descenso será la amenaza a evitar por el Espanyol, al que la crisis sanitaria salvó de la caída a la Segunda División, o por el Madrid CFF.

El Athletic Club de Ángel Villacampa y la Real Sociedad de Natalia Arroyo están llamados a estar en la zona media-alta, donde se movieron el pasado curso el Rayo Vallecano y la UDG Tenerife.

Quedará por ver cómo ordena la clasificación a los 18 equipos en el Año I del Real Madrid femenino.

Archivado en:

El gran 'tapado' del Real Madrid para la temporada 2020-2021

Relacionado

El gran 'tapado' del Real Madrid para la temporada 2020-2021

¡Indignante! El comentario machista de José Ramón de la Morena al Real Madrid Femenino

Relacionado

¡Indignante! El comentario machista de José Ramón de la Morena al Real Madrid Femenino