Megan Rapinoe, la leyenda del fútbol femenino que lucha contra las injusticias

One Life es la autobiografía de la estadounidense Megan Rapinoe, una de las mejores jugadoras del mundo. Sale a la venta el 3 de febrero

Megan Rapinoe, la leyenda del fútbol femenino que lucha contra las injusticias
Megan Rapinoe, la leyenda del fútbol femenino que lucha contra las injusticias

La jugadora Megan Rapinoe, ganadora de una medalla de oro olímpica y dos veces campeona de la Copa Mundial Femenina con la selección de Estados Unidos, ha publicado la autobiografía One Life, que saldrá a la venta el 3 de febrero.

En el libro, la jugadora estadounidense hace un llamamiento a todos para continuar con la lucha por la justicia y la igualdad y reflexiona sobre sus elecciones, victorias y fracasos.

Megan Rapinoe se embarca en un debate reflexivo y sincero sobre su viaje personal hacia la justicia social y explica con detalle los pasos que ha dado en estos últimos años.

Uno de los más importantes fue tras la Copa Mundial de 2011. Megan estaba desanimada por el escaso número de deportistas dispuestos a hablar de su sexualidad y decidió reconocerse públicamente como lesbiana y utilizar su plataforma para defender la igualdad en el matrimonio.

Otro de los momentos en los que luchó por la justicia social fue en 2016. Durante el himno nacional se arrodilló en solidaridad con el exjugador de la NFL Colin Kaepernick y protestó contra la injusticia social y la brutalidad policial.

La jugadora estadounidense fue la primera deportista blanca de élite que se arrodilló para protestar. Tras verla a ella fueron muchos los que repitieron el gesto para convertir a Megan Rapinoe en una fuera de cambio tanto dentro como fuera del campo.

En One Life, Rapinoe utiliza diferentes anécdotas de su vida para convencer al lector de la obligación que tenemos todos de pronunciarnos ante las injusticias ya que esas reacciones tienen un gran impacto en las diferentes comunidades.

En el citado libro también se pueden encontrar otros momentos clave en la vida de la deportista que van más allá de sus éxitos sobre el césped, Entre los que detalla están su demanda la Federación de Fútbol de Estados Unidos por discriminación de género y su rechazo a visitar la Casa Blanca tras ganar el Mundial.

El origen de Megan Rapinoe

La jugadora estadounidense se crió en un pequeño pueblo conservador del norte de California. Es la mejor de seis hermanos y chutó el primer balón cuando tan solo tenía cuatro años.

Sus padres siempre apoyaron a Megan Rapinoe en su pasión por el fútbol pero le enseñaron que la victoria en el terreno de juego no es lo más importante. De ellos aprendió que lo verdaderamente valioso era decidir cómo iba a vivir su vida. 

Desde que era una niña, Megan Rapinoe ha hecho todo lo que ha estado en su mano para defender lo que era correcto aunque para ello tuviese que enfrentarse a personas que no estaban de acuerdo con ella.

Desde el año 2017 mantiene una relación sentimental con la jugadora de baloncesto estadounidense Sue Bird. En Estados Unidos son una de las parejas de moda.

Megan Rapinoe y el fútbol

Megan Rapinoe está considerada como una de las mejores jugadoras del mundo. A sus 35 años, es la líder de la selección estadounidense de fútbol femenino.

Puede jugar tanto de centrocampista como de extremo y su actual equipo es el OL Reign de la National Women's Soccer League. En 2019, Megan Rapinoe se vio las caras con España en los octavos de final del Mundial.

La jugadora estadounidense marcó los dos goles del combinado estadounidense y dio el pase a la siguiente ronda a Estados Unidos, que acabó ganando el campeonato.

Archivado en:

Megan Rapinoe, la leyenda del fútbol femenino que lucha contra las injusticias

Relacionado

La estadounidense Megan Rapinoe gana el Balón de Oro femenino

El Rayo califica de "extorsión orquestada" la denuncia del equipo femenino

Relacionado

El Rayo califica de "extorsión orquestada" la denuncia del equipo femenino

Almeida desvela el gran objetivo de Madrid con el deporte femenino

Relacionado

Almeida desvela el gran objetivo de Madrid con el deporte femenino