Las 4 claves para escoger las mejores botas de fútbol para ti

Al hablar de botas de fútbol, a la gran mayoría de nosotros, se nos va a la cabeza a las botas de Messi, CR7 o Neymar y queremos esas mismas zapatillas para nuestros pies pero ¿realmente son las mejores botas de fútbol para nosotros?

Albert Casas

Las 4 claves para escoger las mejores botas de fútbol para ti
Las 4 claves para escoger las mejores botas de fútbol para ti

El fútbol, como cualquier otro deporte, tiene una equipación específica y las botas de fútbol tienen como objetivo: permitir al pie realizar los movimientos que demanda y ofrecer cierto grado de protección. Las botas de fútbol han evolucionado mucho en los últimos años con la aparición de las nuevas tecnologías y la incorporación de nuevos materiales para las distintas partes que forman las botas haciéndolas más ligeras y específicas.

A continuación vamos a detallar 4 claves a tener presentes en el momento de adquirir unas botas de fútbol para nosotros o nuestros hijos y no dejarnos llevar por el marketing de las grandes marcas que nos “obligan” a comprar las botas en muchas ocasiones de nuestros ídolos. Las 4 claves son:

1.- Morfologia del pie

Todos hemos escuchado la frase “no hay dos pies iguales” pues bien a la hora de escoger nuestras botas de fútbol nuestros pies pueden distar mucho de nuestros ídolos, así pues, lo que les vaya bien a Messi, CR7 o Neymar puede que no nos vaya bien a nosotros.

Un aspecto fundamental a tener en cuenta son el ancho de nuestro pies pues definirán la horma que mejor se nos adapte, hay hormas más anchas y hormas más estrechas y normalmente la distintas marcas ofrecen posibilidades en ambos mundos pero claramente la posibilidad de elegir se reduce considerablemente. En este sentido, las botas clásicas, las realizadas con piel, se adaptan mucho mejor a las especificaciones anatómicas de cada uno, un ejemplo son las adidas Copa Mundial.

Otra característica importante para la correcta elección de la zapatilla y su correcta adaptación a nuestro pie es la longitud o talla de la misma. Tenemos que observar nuestros pies y ver qué dedo es el más largo (si el dedo gordo o el segundo) y dejar 0,5 cm de margen hasta llegar al final de la bota para un correcto movimiento de los mismos y minimizar el riesgo de aparición de heridas, roces y ampollas. Tener presente también si jugais con un calcetín, con doble media o con un calcetín y una media, ya que el grosor y en consecuencia el tallaje de la bota puede variar de forma considerable.

2.- Superficie de juego

Uno de los aspectos de mayor importancia es el tipo de suela que debe tener la bota de fútbol en relación al terreno de juego que solemos jugar o entrenar. Existen botas de fútbol para césped natural, césped artificial (distintos tipos y calidades) y fútbol sala o indoor y la principal diferencia entre ellas es el número y posición de los tacos.

Como regla general, en el césped natural tendremos pocos tacos y más profundo, pasando por el césped artificial, que cuanto peor sea su calidad mayor número de tacos tendremos, como por ejemplo, las multitacos, hasta las botas de fútbol sala o indoor que no tienen tacos.

Una incorrecta elección de la suela o la utilización de un tipo de botas para todos los distintos tipos de terreno puede aumentar el riesgo de sufrir lesiones. Es recomendable tener más de un tipo de botas de fútbol para abarcar las distintas superficies de juego.

Más información y artículos similares en www.clinikpodologia.com

3.- Características del jugador a potenciar

¿Eres un futbolista que quiere potenciar su velocidad? O por el contrario ¿quieres sacar el mayor rendimiento a tu disparo? ¿Puede que seas más un organizador de juego y necesitas una bota más estable en las rotaciones o giros?

Las respuestas a estas preguntas las tienes tú y no dependen de la posición que ocupes en el terreno de juego. Si quieres potenciar tu velocidad las Mercurial por ejemplo son una muy buena opción por su disposición de los tacos y ligereza, mientras si lo que quieres es potenciar tu disparo las Predator es una opción a tener en cuenta. Estas dos opciones son 2 extremos tanto en prestaciones como en precio pero existen múltiples alternativas en el mercado mucho más moderadas que seguro se adaptan perfectamente a tus necesidades.

4.- Uso que les vas a dar

Por el uso nos referimos al tiempo que le dedicas semanalmente a entrenar o realizar partidos y la intensidad de los mismos, no se puede comparar entrenar una vez a la semana en plan pachanga que entrenar 4-5 días entre semana y partido el fin de semana.

Saber el uso es importante porque determinará si necesitamos una bota de fútbol Top o podemos ir tirando con una zapatilla media sin tener que gastar todo nuestro presupuesto en ello. Para los padres, por ejemplo, que tienen que ir renovando botas de fútbol muy a menudo, este hecho es importante tenerlo en cuenta.

Más información y artículos similares en www.clinikpodologia.com