Kaka: “El día que el Liverpool ganó al Milan el fútbol me rompió el corazón”

Después de la retirada del mágico creador de juego brasileño recordemos lo que nos contó sobre sus grandes pasiones: ganar trofeos, Milan, su familia y Jesús.

Kaka

Kaka: “El día que el Liverpool ganó al Milan el fútbol me rompió el corazón”
Kaka: “El día que el Liverpool ganó al Milan el fútbol me rompió el corazón”

Supe que lo había conseguido cuando…

Firmé con el Milan [venía del Sao Paulo y tenía 21 años]. Supuso una gran conquista. Los jugadores brasileños soñamos con llegar a Europa y firmar con un gran club y el Milan es uno de los mejores, así que estaba muy contento. Cuando llegué era sólo un chico, un “Chico de Oro”, como se me conocía entonces. ¡Ahora soy un veterano!

Mi momento más feliz…

Brasil ganó el Mundial en 2002. Era joven y sólo jugué un rato en un partido pero fue mi oportunidad para formar parte de un gran equipo - Ronaldo era el mejor del mundo entonces.

En general soy feliz después de cada éxito, como ganar la Copa Confederaciones con Brasil o la Champions League con el Milan, pero ganar el Mundial es el sueño y, como brasileño, lo máximo. Es una presión que todo brasileño tiene que soportar.

El día que el fútbol me rompió el corazón…

La final de la Champions de 2005 contra el Liverpool. Cuando vas 3-0 deberías ganar el partido. Nunca debimos llegar a los penaltis. Esa no fue nuestra noche.

No se lo he dicho a nadie antes…

Jugar en el Milan es algo muy emocionante. Fui parte de la historia del club. Los aficionados son increíbles y siempre mostraron mucho cariño. Sigo siendo amigo con jugadores del equipo y sigo su rendimiento cada fin de semana.

Si no hubera sido futbolista…

Sería un pastor evangelista. Siempre he sido muy religioso. Por eso siempre llevo la camiseta que pone “Pertenezco a Jesús” en cada partido y señalo al cielo después de hacer un gol. Es un modo de mostrarle al mundo dónde está mi corazón.

De pequeño mis héroes eran…

Mis padres. Trabajaron duro para que tuviera una buena educación y creciera en un hogar feliz. No estaría aquí sin ellos.

Me llenó de orgullo...

Cuando mi ex entrenador Carlo Ancelotti me comparó con Michel Platini. Fue el mejor cumplido que nadie nunca me ha hecho - Platini fue uno de los mejores mediocampistas del mundo. Que me compararan con él significó mucho para mi.

Si pudiera cambiar algo…

Sería cómo fue el Mundial de 2006 para Brasil. Teníamos un gran equipo pero no fuimos capaces de ganar cuando más falta hacía, contra Francia. Nos hirió. Creo que una final Brasil-Italia habría sido grandísima.

El fútbol es para mí…

Un juego que alegra a mucha gente. El fútbol me permite ser un modelo a seguir y he sido capaz de ayudar a muchos a través de él.

Tres palabras que me definen…

Leal, trabajador y dedicado. Son cualidades esenciales si quieres triunfar en el fútbol y en la vida en general. El fútbol es un deporte de equipo; tienes que trabajar con otros cada día, al entrenar y en los partidos, así que es importante darlo todo.

Si pudiera pedir un deseo…

¡Serían dos! Me encantaría ganar la Champions League con el Real Madrid y el Mundial en Maracana. Ganar la Copa del Mundo en casa es el sueño de cualquier brasileño.

Esta entrevista fue publicada en el número de marzo de 2013 de FourFourTwo.