Williams: "Lo más bonito es ver a todos aplaudir en las ventanas"

El delantero del Athletic dio una rueda de prensa virtual desde su casa.

EFE

Williams: "Lo más bonito es ver a todos aplaudir en las ventanas"
Williams: "Lo más bonito es ver a todos aplaudir en las ventanas"

El jugador del Athletic Club Iñaki Williams considera que "lo más bonito" en la situación de confinamiento para impedir la expansión del coronavirus COVID-19 que está viviendo la es "ver salir a todas las personas a las ocho de la tarde a aplaudir a todas las personas" que cuidan de todos.

En una larga rueda de prensa virtual desde su casa organizada por el Athletic, en la que respondió a preguntas de periodistas y de aficionados, el delantero bilbaíno deseó que "deje de haber fallecidos e infectados" y que, aunque cree que "es un problema que va a ir para largo", pronto "podamos salir todos a la calle".

"Lo más bonito es ver salir a todas las personas a las ocho de la tarde a aplaudir a todas las personas que están arriesgando, trabajando y luchando para que los que estemos en casa lo pasemos lo mejor posible. Es muy bonito que todo el mundo se hermane", cree.

En esa línea, estima que: "así es como vamos a salir de esta, ayudándonos unos a otros y dando las gracias a los que de verdad se las merecen".

"A nadie nos gusta quedarnos en casa pero lo primero es la salud. Ojalá vuelva todo a la normalidad, pero lo primordial es que deje de haber fallecidos e infectados. Desde aquí lo que quiero es mandarles muchos ánimos a todos los que lo están pasando verdaderamente mal y dar la gracias a toda esa gente que se está sacrificando por nosotros porque se lo merecen", dijo.

Y, aunque se siente "un privilegiado porque el fútbol" permite "no pasar apuros económicos", no se olvida "de toda esa gente que puede tener apuros económicos" consecuencia de esta situación.

"Tengo amigos que no pueden ir a trabajar y siguen pagando lo de autónomos. Me llega muy de cerca y deseo y espero que los problemas económicos de la gente no sean del todo graves".

Williams desveló que es algo con lo que habla de su madre recordando la situación vividas por sus padres hasta que él fue futbolista profesional. "No lo comparan porque son situaciones totalmente diferentes, pero sí que es cierto que con mi madre lo hablo bastante. Ellos están en Pamplona, no estamos todos en familia, pero son situaciones en las que hay que unirse, hay que estar en familia. Yo estoy pasando las horas con mi pareja. Son momentos duros y en los que te tienes que animar", subrayó.

En ese sentido, se mostró preocupado porque el virus "llegue a Ghana", donde tiene "mucha familia". "Me preocupa que se extienda, que siga habiendo fallecidos y afectados, y obviamente que llegue a mi familia de Ghana porque tengo muchísima familia allí", recordó.

Ya en lo personal, reconoció que "la casa" se le "hace pequeña" y que se sube "por las paredes", pero también entiende que debe cuidarse lo máximo posible como deportista que es.

"No ir a entrenar nos obliga a cuidarnos más porque no quemamos lo que comemos. Nos está ayudando la dietista y procuramos no pasarnos", apuntó, no sin dejar un hueco al humor al explicar cómo lo lleva: "delante de la cámara tengo que decir que hay hacer trabajo físico, pero mentiría porque le estoy sacando humo a la play".

Volviendo a un tono más serio, reconoció que "lo más duro es no poder salir de casa, pero más duro se les hace a esos que tienen que ir al hospital a curar enfermos, a los que afrontan de cerca el coronavirus". "Creo que es un problema que va a ir para largo, pero ojalá acabe cuanto antes", resumió su estado de ánimo.