Ana Rossell: "Somos una familia y eso es lo que nos hace diferentes"

Entrevista con la presidenta del CD Tacón, Ana Rossell.

Álvaro Jiménez de Blas

Ana Rossell: "Somos una familia y eso es lo que nos hace diferentes"
Ana Rossell: "Somos una familia y eso es lo que nos hace diferentes"

La presidente del CD Tacón, Ana Rossell, concedió una entrevista en exclusiva a FourFourTwo en la que analizó la temporada que ha completado el equipo, el último partido ante el Logroño en el que no se consiguió el ascenso y lo que ocurrirá en un futuro cercano en el club madrileño.

Desde 2015, Ana Rossell es la presidenta del CD Tacón, club exclusivamente femenino que milita en el Grupo V de la categoría de plata del fútbol femenino español. En la presente temporada se han quedado a las puertas del ascenso a la Liga Iberdola tras caer con el Logroño en la final del playoff.

Además es Embajadora de Pelayo para la Selección absoluta de fútbol femenino, Embajadora de DFC (Digital Football Community) y Embajadora de Woman Go On.

¿Qué valoración hace de la temporada?
Una valoración muy positiva. Yo creo que hemos hecho unos números espectaculares, el equipo ha dado el máximo en todo momento. Lo único es que nos hemos quedado a las puertas del ascenso a Primera división pero lo hemos competido hasta el final.

¿Qué faltó para conseguir el ascenso a la Liga Iberdrola?
Quizá ese pelín de suerte que tienen los equipos ganadores, que lo hemos tenido en otras fases de la temporada pero justo en el último partido no. El fútbol, a veces, tiene esa parte injusta o cruel y no ha estado de nuestro lado.

¿Cómo vivió el partido ante el Logroño?
La verdad es que lo viví tranquila, yo tenía mucha confianza en el grupo y, evidentemente, sabíamos que existía la posibilidad de no conseguir el ascenso pero tampoco contemplábamos que no se nos diera bien el partido tal y como se había desarrollado la temporada y los anteriores partidos. Éramos optimistas pero si que es cierto que era un partido muy difícil y el Logroño un rival complicado, nos puso las cosas difíciles, tuvieron también la fortuna de marcar pronto y al final no pudimos conseguirlo.

¿Cómo está el equipo tras no conseguir el ascenso?
El equipo está tocado. Ha sido un palo duro porque te eliminan justo en el último partido pero es un equipo que tiene las ideas muy claras. Yo ya he hablado con todas las jugadoras y ellas tienen ganas de conseguir ese ascenso y esto nos hace más fuertes a todos. Ya hemos hablado, el grupo está dispuesto a seguir adelante y yo creo que, además de ser un equipo, somos una familia y eso es lo que nos hace diferentes y lo que nos va a hacer triunfar en el futuro. Estoy segura de ello.

La próxima temporada volverán a intentarlo. ¿Hay que cambiar algo para conseguir ese objetivo o mantendrán la misma línea de trabajo?
Nosotros vamos a mantener la misma línea de trabajo porque los números están ahí, nos han dado la razón y, al final, por el resultado de un partido, sería injusto introducir cambios. El sistema nos ha funcionado, hemos sido un equipo que ha batido récords, hemos sido un equipo que ha estado ahí hasta el final y dentro de nuestros genes el rendirse no es una opción y vamos a mantener el bloque siempre y cuando las jugadoras y el cuerpo técnico estén dispuestos a seguir. Vamos a intentarlo, nadie dijo que esto fuera a ser fácil.

¿Qué debe reforzar el Tacón este verano?
Quizá debemos reforzar un par de posiciones ya que este año pasado no hemos utilizado dos de las fichas que teníamos y poco más. Las chicas han demostrado estar a un grandísimo nivel, se ha trabajado de una forma muy profesional y eso nos ha hecho crecer como club y como equipo.

Respecto a esta temporada. ¿Qué es lo que más le ha gustado del equipo?
Lo que más me ha gustado ha sido el hambre, el hambre que tiene el grupo porque muchas veces los partidos se nos han puesto de cara durante la temporada regular muy pronto y el equipo siempre ha querido más. Yo creo que eso es parte del gen taconero y para mi es lo más importante, que un equipo quiera ser ganador y no se conforme con poco.

¿Qué mensaje le manda a las jugadoras y a la afición tras el final de temporada?
Lo primero agradecer a las jugadoras todo el trabajo, el esfuerzo y el sacrificio que han hecho. Decirles que tienen que tener la cabeza muy alta, que yo estoy muy orgullosa de todas y cada una de ellas hayan jugado más o menos y que esto lo vamos a sacar adelante entre todos porque el fútbol a veces te quita cosas pero siempre te las acaba devolviendo. Este equipo para mi es de Primera ya, se merece estar ahí y estoy segura que lo vamos a conseguir.

A la afición también agradecerles todo su apoyo. Estoy muy sorprendida y muy contenta por todos los mensajes de ánimo que estamos recibiendo de todas partes, no hay ni una sola crítico y eso para mi dice mucho. Creo que estamos haciendo las cosas bien y seguiremos trabajando para darles una alegría pronto.

El fútbol femenino cada vez tiene más seguidores. ¿Cree que se llegará en algún momento al nivel del fútbol masculino?
¿Por qué no? Ya hemos visto en algunos momentos que ha habido grandes estadios que se han abierto para albergar partidos de fútbol femenino y han superado la asistencia de algunos partidos de fútbol masculino. Yo creo que es una cuestión de visibilidad y que, poco a poco, todo ese tipo de cosas irán llegando y hay que seguir trabajando para que eso suceda.

¿Considera que se trata igual a los equipos de fútbol masculino que a los de fútbol femenino?
Evidentemente no creo que se trate a los dos por igual. Si que es cierto que las secciones femeninas que están dentro de clubes masculinos si que tienen un mismo tratamiento y eso es super positivo pero creo que el fútbol femenino, durante muchos años, ha sido tratado de manera injusta y ahora, poco a poco, vamos recuperando ese tiempo perdido pero todavía queda mucho por hacer. Es verdad que los medios ahora están dándole mucha más visibilidad, que eso para nosotros es muy importante, y sobre todo que los clubes se están dando cuenta que el fútbol femenino es un deporte con muchísimo potencial que deben tener y, sobre todo, cuidarlo y tratarlo como se merece.