El duro golpe del Betis al VAR

El conjunto verdiblanco está muy molesto con las decisiones arbitrales.

EFE

El Betis apuesta por el mercado chino para su expansión
El Betis apuesta por el mercado chino para su expansión

El Real Betis consideró este domingo "una vergüenza" lo que su vicepresidente, José Miguel López Catalán, calificó como un "nuevo error" arbitral sufrido por su equipo en la derrota ante el Getafe (1-0) y anunció que presentará formalmente una "enérgica queja" ante la Federación Española y el Comité Técnico de Árbitros.

El Betis perdió en Getafe con un gol de penalti marcado en el minuto 89 por Ángel Rodríguez después de que el árbitro consultara con la pantalla a pie de campo, por una mano de Álex Moreno y a instancias del VAR, cuando poco antes no hizo lo mismo con una mano de Ángel en el área getafense, lo que causó la indignación de los béticos.

"Estamos realmente indignados porque no es la primera vez, llevamos toda la liga sufriendo este tipo de errores, uno tras otro tras otro, y ya está bien", afirmó tras el encuentro López Catalán, vicepresidente deportivo y consejero delegado de la entidad verdiblanca, en el Coliseum Alfonso Pérez.

El dirigente recalcó que "no hay derecho" y que "es una vergüenza que a un club como el Betis se le trate así y que un error como el de hoy, ese penalti, esa mano clarísima de Ángel, no haya sido ni siquiera revisado por el VAR, o sea, que al final claramente el sistema no está funcionando".

El vicepresidente bético expresó la "enérgica queja" del club al considerar que está siendo perjudicado y aseguró que también la trasladará "a la Federación y a los árbitros", porque están "realmente muy dolidos".

"Que no funciona está clarísimo. Quiero pedir a la Federación, directamente a Luis Rubiales (su presidente), que tiene que arreglar este tema del VAR, que se deje de otras cosas, que lo que nos importa a los aficionados al fútbol es que funcione el VAR y que haya justicia en los partidos. Por favor, que lo arreglen, que esto así no funciona", insistió.

También dijo al beticismo "que sepan que hasta aquí ha llegado esto, que no hay derecho" y que el club se va a "quejar todo lo que haga falta" y va a llegar "hasta donde haga falta".

López Catalán, una vez concluido el partido en Getafe, desveló su intención de hablar con el árbitro, el navarro Eduardo Prieto Iglesias, porque lo ocurrido "realmente es una vergüenza" y quiere que el colegiado le "explique por qué él dice que el jugador le ha dado con el pecho, cuando claramente le da con la mano, entonces no puede decir eso".

"Tiene arriba en el VAR a unas personas que están viendo la jugada, que han tenido tres o cuatro minutos para ver claramente que ha habido una mano, entonces me lo va a tener que explicar cara a cara. Es una vergüenza, y no por nosotros, sino por nuestra afición, que para mí es la mejor de España y al final está sufriendo estas consecuencias de un sistema que no funciona", añadió.