Árbitros, los más humanos en un mundo de locos

¿Sabes cómo se designa a los árbitros para los partidos? ¿Y en las últimas jornadas?

Eduardo Iturralde González

Árbitros, los más humanos en un mundo de locos
Árbitros, los más humanos en un mundo de locos

“Errar es humano”, “quien esté libre de pecado que tire la primera piedra” y tantas otras máximas del saber popular que no nos sirven a quienes se nos tiene por villanos, pero con exigencias divinas. Y es que, siendo abiertamente agnóstico, nunca he logrado zafarme de la expectativa de perfección propia de algún dios. No se puede, obvio. Pero atormenta.

El árbitro no puede ser humano; si se equivoca, o bien es un patán o es un corrupto. No hay lugar para la excusa ni es esa mi intención, pero consideremos: el juego es cada vez más rápido y al espectador se le ofrecen media docena de ángulos de visión de la misma jugada a cámara lenta. A pesar de todo no es extraño que en un mismo salón, taberna o plató, a veces uno no ve las diferencias, no se llegue a consenso. El hombre que juzga en el campo debe respetar el dinamismo propio del juego y tomar una decisión rápida, justa y responsable desde un solo punto de visión. Ciertamente, el éxito total en el total de las ocasiones no es otra cosa que inhumano.

Y frente a nuestro oficio, el oficio del resto. Que trabajar de jugador es algo más que jugar a la pelota. También tiene mucho de mantener o superar méritos e imagen, por lo que le toca a lo personal, a lo empresarial y a lo corporativista. No se les da mal el otro deporte nacional: la picaresca. Engañar al árbitro no es lo más reprobable; es mucho más feo engañar a un compañero del equipo rival. El juego es el que queda dañado.

Tampoco podemos olvidar las lecciones, quejas y opiniones del resto del rebaño. Entrenadores, aficionados... todos al lío. Porque ante el error del árbitro unos minimizan y otros maximizan, unos afirman y otros niegan, unos se dan por satisfechos y otros se quedan bien jodidos, mentando a la Justicia cuando se aferran al más mundano beneficio.

Ante semejante tesitura a ver quién es el iluso que intenta explicar a nadie que acertar es, muchas veces, muy difícil. Además, no hay tregua. Siempre me ha parecido vergonzosamente fácil, poco riguroso, dañino y bastante vulgar apelar a la prevaricación u otros intereses que vayan más allá de aceptar que el error es consustancial a cualquier actividad humana.

Cuando oigo hablar del error arbitral premeditado no puedo evitar recordar aquello que decía Schopenhauer: “se amparan mutuamente la debilidad de nuestro entendimiento y lo torcido de nuestra voluntad”. Así somos los mortales.

UNA RÁPIDA LECCIÓN

¿Cómo se designa a los árbitros?

Muchas veces cuando estamos en casa y repasamos los árbitros de las jornadas, no sabemos muy bien el porqué de dichas designaciones. Hay ciertos parámetros o pautas que hay que cumplir. Vienen emanadas del convenio vigente entre RFEF y LFP. Pasamos a enumerarlas.

1ª Los colegiados no podrán pitar a los clubes de su comunidad.

2ª Cuando pitas a un club como local, por ejemplo al Almería, no podrás volverlo a dirigir como local hasta la segunda vuelta. Lo mismo ocurre cuando diriges a un club como foráneo.

3ª Una vez pitado a un club como local o foráneo, deberán pasar 4 jornadas hasta poder volver a pitarle.

¿Y en las últimas jornadas?

Los parámetros anteriores no cuentan en las últimas 3 o 4 jornadas, ya que por acuerdo mutuo entre Real Federación Española de Fútbol, Comité Técnico de Árbitros y Liga de Fútbol Profesional, la designación será libre y arbitrarán los colegiados que la comisión de designación estipule como mas idóneos, pudiendo darse el caso de que haya árbitros que piten más de una vez al mismo equipo.

También en las ultimas jornadas, y esto no está escrito en ningún lado, hay un condicionante para que un árbitro no sea designado para determinados partidos. La comisión de designación tiene en cuenta, por ejemplo, a los clubes implicados en el descenso, en la pelea por ascender en la Liga Adelante o en la lucha por algún puesto UEFA.

Por lo tanto, si en los anteriores casos se encuentran implicados equipos andaluces, madrileños, vascos o de cualquier otra región, no se designará en sus partidos a árbitros de dichas comunidades. Por ejemplo: en un Almería-Getafe no podría arbitrar colegiado vasco si el Eibar, como en la última Liga, se encuentra implicado en la batalla por la permanencia.

Comisión de Designación

Después de haber tenido la liga múltiples sistemas de designación, sobre lo que escribiré en otro artículo de DeportesCuatro FÚTBOL, este sistema actual de un trío designando, y más si entre ellos se encuentra encima un miembro puesto por la LFP, no es el correcto. Lo ideal sería una designación directa efectuada por el director técnico arbitral que estuviese en ese momento ejerciendo el cargo. Y que al final de la temporada se analizará su labor

La Comisión de Designación está formada actualmente por tres miembros:

VICTORIANO SÁNCHEZ ARMINIO (CTA)

ANTONIO JESÚS LÓPEZ NIETO (LFP)

EVARISTO PUENTES LEIRA (CONSENSO).