Un Real Madrid con 10 arrolla al Barcelona en el Camp Nou

El Real Madrid ha ganado al Barcelona (1-3) en el partido correspondiente a la ida de la Supercopa de España disputado en el Camp Nou gracias a los goles de Pique, en propia puerta, Cristiano Ronaldo y Marco Asensio. El tanto culé lo hizo Leo Messi desde los once metros.

Álvaro Jiménez | Foto: EFE

Un Real Madrid con 10 arrolla al Barcelona en el Camp Nou
Un Real Madrid con 10 arrolla al Barcelona en el Camp Nou

El conjunto blanco ha demostrado su superioridad sobre el césped y llegan con una amplia ventaja a la vuelta, que se disputará el próximo miércoles 16 de agosto a las 23:00 horas en el estadio Santiago Bernabéu. 

El partido empezó muy gris, con muchos errores en el centro del campo y con mucho respeto por parte de los dos equipos, que se limitaron a cerrar los espacios en defensa. Las únicas ocasiones fueron para Mateo Kovacic, Isco Alarcón y Luis Suárez aunque ninguna de ellas supuso un peligro real.

Poco a poco el Barça fue asentándose sobre el césped y se hizo con la posesión aunque sus jugadas acababan en tres cuartos de campo por la gran labor defensiva de los madridistas. En la última jugada de la primera mitad, Bale estuvo cerca de poner el 0-1 pero su remate de cabeza se marchó por encima del larguero.

La segunda mitad fue completamente distinta ya que ambos clubes entraron con la mentalidad de ir a por la victoria y hubo más ocasiones. En un primer intercambio llegó el primer gol del Real Madrid con un remate de Marcelo que envío Piqué al fondo de la red en el 50'.

Desde ese instante, el club azulgrana dio un paso al frente y se fue a por el empate aunque tanto Keylor Navas como la defensa blanca evitaron el gol hasta que Luis Suárez se dejó caer dentro del área y el árbitro pito el inexistente penalti que transformó Messi (77').

Tres minutos tardó el Real Madrid en reaccionar al gol del Barcelona. Cristiano Ronaldo cogió el balón, caracoleó delante de Piqué y, desde la frontal del área, puso el balón lejos del alcance de Ter Stegen para poner el 1-2 en el marcador. Poco después, el colegiado expulsó al portugués con doble amarilla (tenía una tras quitarse la camiseta en la celebración del gol) al apreciar que se tiró tras un derribo de Umtiti dentro del área.

Con uno menos, el conjunto dirigido por Zinedine Zidane no buscó mantener el resultado y, en el 90', Lucas Vázquez le dio el balón a Marco Asensio para que este colocara el esférico en la escuadra derecha de la meta defendida por Ter Stegen que cerraría el partido con el 1-3 definitivo