Gerard Piqué: "Me gustaría cambiar el sistema de arbitraje"

Según el futbolista del FC Barcelona, debe introducirse la tecnología para aliviar la presión a la que son sometidos los árbitros en los partidos.

FourFourTwo

Piqué: "Me gustaría cambiar el sistema de arbitraje"
Piqué: "Me gustaría cambiar el sistema de arbitraje"

El defensa del Fútbol Club Barcelona, Gerard Piqué, ha pedido que el fútbol y sus máximos organismos adopten nuevas tecnologías para reducir la presión ejercida sobre los árbitros en los partidos, que con sus decisiones condicionan, en multitud de ocasiones, partidos e incluso ligas. Piqué ha atacado en sendas ocasionese las decisiones arbitrales, como ya hizo en febrero de este mismo año, utilizando recortes de prensa con errores de los colegiados de los encuentros que perjudicaron a los barcelonistas. 

Otro de los grandes fallos arbitrales que reclama el futbolista catalán es aquel gol no señalado a los suyos cuando el marcador reflejaba un empate a un gol ante el Real Betis Balompié. Por cosas como esta, Piqué considera que es hora de que LaLiga use la nueva tecnologiá para ayudar a los colegiados a tomar las decisiones acertadas. 

"Me gustaría cambiar el sistema de arbitraje", afirmó Piqué a la revista japonesa Soccer Kings. 

"La presión que se ejerce sobre un árbitro en un partido es demasiado grande. Con el fin de eliminar las injusticias y asegurar que habrá menos controversia, introduciría la tecnología que haría el arbitraje mucho mejor". 

También ha afirmado al mismo medio de comunicación estar "muy descontento con la forma en que algunos partidos fueron arbitrados -la pasada temporada-, pero lo olvidé hace algún tiempo. La nueva temporada está a punto de comenzar y tengo que cambiar completamente mi mentalidad y no pensar en ciertas cosas negativas". 

Cuando me retire me gustaría hacer lo que esté a mi alcance para el club de mis amores.

Piqué, que ha reiterado su intención de retirarse de la selección española después del Mundial de 2018 de Rusia, también volvió a hacer alusión a su deseo de convertirse en el presidente del FC Barcelona después de colgar las botas. "No creo que me convierta en entrenador", dice. "Quiero ser presidente del FC Barcelona, ese es mi sueño. Cuando me retire me gustaría hacer lo que esté a mi alcance para el club de mis amores".