Top10 los duros más duros

Traemos a esta lista a los jugadores más duros de los últimos 40 años, que es cuando el fútbol ha podido ser seguido masivamente a través de la televisión y, por tanto, se ha podido ver regularmente a jugadores de equipos rivales al margen de los del propio

FourFourTwo

Top10 los duros más duros
Top10 los duros más duros

1. Tomás Reñones

El que fuera lateral del Atlético de Madrid era el terror de los extremos rivales. Duro y rocoso, dicen quienes jugaron contra él que cada vez que chocaba contigo salías dolorido, tocara el balón o no. Sin duda, una de las anécdotas más conocidas es la que hicieron popular algunos de sus compañeros, quienes contaban, como chascarrillo, que le pegaba hasta a Paolo Futre –la gran estrella de aquel Atleti- en los entrenamientos.

2. Pablo Alfaro

El doctor Alfaro -estudió medicina- es igualmente distinguible por su corrección y cordialidad en su vida diaria como por su dureza dentro de los campos de fútbol. Alfaro fue un central expeditivo que jugaba al límite y, como casi siempre sucede cuando se disputa el balón así, lo cruzaba en numerosas ocasiones.

3. Sergio Ballesteros

Central fino y con buen trato de balón en sus inicios que estuvo en la selección sub-21 que ganó la Eurocopa de 1998. Luego, cuando el físico dejó de permitirle competir en velocidad y agilidad, se transformó en uno de los defensas más duros de nuestro fútbol. En sus últimos años en la élite fue destacado por delanteros rivales por cometer entradas espeluznantes.

4. David Navarro

El primero en activo de la lista. Dejó el Valencia con mal sabor de boca después de una ejemplar sanción de la UEFA tras propinar un puñetazo a Burdisso en un partido de Liga de Campeones. En el Levante, con el declive físico natural, ha ido mostrando su excesiva dureza con mayor frecuencia de la deseada. Entra demasiado fuerte y en ocasiones al bulto y las consecuencias terminan aflorando. Uno de los centrales a los que los árbitros tienen a raya.

5. Javi Navarro

Durísimo defensa central cuyos años más recordados los disputó con la camiseta del Sevilla. De la escuela de ‘Tiburón’ Prieto o Martagón, pero quizá más agresivo aún. Otro jugador que entraba duro en todas las ocasiones y fuera del reglamento en muchas de ellas. El episodio de aquel famoso codazo que mandó al venezolano Arango al hospital aún se recuerda con horror.

6. Andoni Goikoetxea

Su nombre fue sinónimo de juego duro y brusco desde que lesionó a Bernd Schuster y, sobre todo, desde que realizó la entrada en la que lesionó a Maradona en San Mamés, aquella que fue objeto de debate durante meses dentro y fuera de España. Formó junto a Liceranzu una pareja inexpugnable en el Athletic Club que dirigía Javier Clemente, recalando posteriormente en el At. Madrid, donde apenas jugó una docena de partidos en tres temporadas.

7. Goyo Benito

Benito fue un bravo central del Real Madrid que destacó por su velocidad y su dureza durante los años 70. Actuando como pareja del inolvidable José Martínez ‘Pirri’, Benito realizaba el trabajo menos agradable, dejando el lucimiento defensivo y la salida del balón a ‘Pirri’. Benito era infranqueable, llegando a contarse por entonces que “pasaba el balón o el jugador, pero nunca los dos juntos”.

8. Panadero Díaz

Rubén ‘Panadero’ Díaz fue un central que llegó al Atlético de Madrid en 1973. En cuatro temporadas se encargó de demostrar que algunas leyendas sobre los centrales argentinos son efectivamente ciertas. La conocidísima ‘semifinal de las patadas’ en Glasgow frente al Celtic es un apartado obligado para aquellos que aún no conozcan el porqué de su inclusión en esta lista.

9. Fernando Amorebieta

El defensa de origen venezolano ha visto marcada su carrera por su excesiva dureza. Sobre todo en su etapa en el Ath. Bilbao, cuando quedó señalado por algunas entradas escalofriantes y fuera de lugar. Sus últimos dos equipos, el Fulham y el Middlesbrough.

10. Juanma López

Uno de los centrales con peor fortuna que ha tenido el Atético de Madrid, aunque alguno pensará que peor fortuna tenían los delanteros que marcaba… Tenía clase y condiciones, pero terminó siendo conocido como uno de los jugadores más duros de España. Entraba a destiempo y se lanzaba al suelo de forma aparatosa en más ocasiones de las aconsejables.