Top10 fallos del fútbol

Los recordamos con humor, pero en su día, fueron un duro golpe para sus protagonistas y los miles de aficionados que les seguían.

FourFourTwo

Top10 fallos del fútbol
Top10 fallos del fútbol

1. Cardeñosa

El primero de la lista es seguramente el fallo más recordado por todos aquellos con más de 35 años. La posibilidad de haber derrotado a Brasil en un partido de fútbol de una Copa del Mundo era algo impensable… y lo siguió siendo después de esta acción. Julio Cardeñosa, el jugador con más talento del Betis junto a Rafa Gordillo, tuvo la oportunidad a puerta vacía de poner a España por delante, pero pensó tantas cosas y vio que era tan fácil que no hizo nada y se la entregó al inolvidable Amaral, cuyo nombre estuvo ligado a la tragedia hasta que salió el grupo musical. Si lo veis de nuevo, entenderéis que hubo quien pidió cárcel para el bueno de Cardeñosa. Pasado el tiempo, entendemos que con una sanción administrativa habría sido suficiente.

2. Zubizarreta

Es indudable que la mayoría de los fallos más recordados por sus consecuencias son de delanteros. El gol que se perdió tiene un valor incalculable. Sin embargo, el gol que te metes vale incluso más. La polémica acompañó a Clemente por mantener de titular a Zubizarreta en Francia 98 cuando estaba claramente en el ocaso de su carrera y había varios porteros en mejor forma. Para terminar de arreglar el asunto, en el primer partido del Mundial, ante Nigeria, y con 1-0 por delante tras un gol de Raúl, ‘Zubi’ empató el partido empujando dentro de la red un centro que iba hacia atrás. En estos casos se aconseja acudir a la frase del gran Di’Stefano: “Pase que no pares las que van dentro, pero no metas las que van fuera”

3. Sergio Ramos

Aunque sólo sea por homenajear a las miles de imágenes que se realizaron para parodiar el lanzamiento, el capítulo de fallos desde el punto de penalti debe abrirlo el zapatazo de Sergio Ramos ante el Bayern de Múnich. Intentó golpear duro pero golpeó con tal fuerza que echó el cuerpo atrás y el balón alcanzo una altura casi cómica. Es cierto que posteriormente se desquitó en la Eurocopa con un lanzamiento a lo Panenka que heló la sangre a media España.

4. Raúl

Otro fallo desde el punto de penalti con consecuencias dramáticas. El fallo de Raúl ante Francia nos alejó de la Eurocopa de Bélgica y Holanda. Es cierto que Raúl era seguramente el mejor jugador español del momento, pero también lo es que nunca fue Maradona en lo que hace referencia al disparo a puerta. Es más, se recuerdan mejor sus vaselinas que sus lanzamientos con potencia o colocados. A pesar de todo se arrancó, lo quiso colocar en la escuadra, a su izquierda y… au revoire.

5. Robben

Aquí en España nos gusta contarlo como el gran acierto de Casillas, que también, pero por encima de colores y gustos, la jugada para el resto de los mortales es más fallo clamoroso de Robben antes que un acierto del portero. Es un error por el que seguramente le recordarán de por vida en Holanda y que pudo haberles dado el Mundial que no se ganó ni en 1974 con Cruyff ni en 1978 ante Argentina. No olvidéis que hablamos de un delantero que encara, solo, al portero rival con el balón controlado y en perpendicular a la portería. La conclusión sólo puede ser una: Gracias Robben.

6. Baggio

Otro de los fallos a reseñar desde el punto de penalti se produjo en la final del Mundial de EEUU 94. Brasil e Italia se lo jugaron desde los once metros y la estrella italiana mandó a las nubes las posibilidades de los transalpinos. En Brasil dijeron que fue Ayrton Senna quien mandó el balón al cielo, pero los que lo vimos recordamos que fue Baggio, que había eliminado a España en cuartos y que años después aún reconocía que soñaba con aquel penalti. Para los españoles, se trató de justicia divina por lo que le hizo a ‘Zubi’.

7. Djukic

No hay lista de calamidades que se precie sin el penalti fallado por Djukic ante el Valencia que le costó la Liga al ‘Superdépor’ y se la regaló al Barça. Nadie imaginó que una circunstancia así se pudiera dar. Penalti a favor del equipo local en el último minuto del último partido para ganar la Liga si lo marcaba y… fallarlo. Es difícil pensar en mayor crueldad. Luego se supo que Bebeto, el especialista, se borró por un ataque de pánico. Algo así le debió pasar también a Djukic, que lo tiró flojo y mal colocado. El mazazo fue amortiguado para los deportivistas tiempo después con un título de Liga,  aunque seguro que Djukic, como Baggio, sueña con que marca de penalti.

8. Martín Palermo

La medalla de oro de los fallos desde el punto de penalti se la quedó de forma vitalicia Martín Palermo el 4 de julio de 1999. En Paraguay jugaban Colombia y Argentina en la fase de grupos de la Copa America con el objetivo de evitar a Brasil en cuartos. Ganó Colombia 3-0 y Argentina terminó enfrentándose a Brasil y cayendo eliminada. Todo normal, si no fuera porque Argentina falló tres penaltis y los tres los falló el mismo jugador: Martín Palermo. El delantero se empecinó en lanzar los tres y tras fallarlos todos se convirtió en el objeto de burla y crítica de todo el país. A los pocos meses ficharía por el Villarreal.Las burlas parecían merecidas.

9. Abreu

El fallo de Abreu debe también estar en todas las listas de grandes errores que se precien. Realmente, el fallo es colosal, pero es muy posible que su paso a la posteridad tenga más que ver con la narración original de la televisión argentina que con la jugada en sí, que no dejó de ser un tropezón. El delantero uruguayo era aún muy joven y jugaba en San Lorenzo de Almagro, pero muchos le siguen recordando por esa acción. El que no haya tenido ocasión de verla, que busque en Internet, que se reirá un rato. ¡¡¡Abreuuuuuuuuu!!!

10. El décimo fallo que completa la lista es de un árbitro, para desesperación de nuestro amigo Iturralde. Más que nada para que estén representados aquellos cuyos errores dan picante al fútbol. En esta ocasión  hemos escogido el del colegiado sueco Martin Hansson, que fue quien se tragó la mano de Thierry Henry que dejó fuera del Mundial de Sudáfrica a Irlanda. Se le aconseja no viajar a Dublín.