Ranking! Los 10 partidos más impactantes de los últimos 20 años

Hace poco más de tres años, la canarinha sufrió una gran humillación que sacudió el mundo del fútbol en el Mundial de Brasil. Pero, ¿qué resultados nos han impactado más en estas últimas dos décadas?

Ranking! Los 10 partidos más impactantes de los últimos 20 años
Ranking! Los 10 partidos más impactantes de los últimos 20 años

10. Manchester United 8-2 Arsenal (2011)

Un partido extraño. El United fue, sin duda, el dominador del partido en este encuentro de agosto de 2011, pero no fue tal el dominio como para anotar ocho goles por solo dos del rival. Los red devils hicieron 25 tiros por los 20 de los gunners, e incluso tuvieron menos saques de esquina.

Sin embargo, el fútbol es imprevisible, pero el resultado mostraba una inequívoca realidad: el descenso del rendimiento de un Arsenal que acababa de vender a dos de sus grandes jugadores como Samir Nasri y Cesc Fábregas.

9. FC Barcelona 5-0 Real Madrid (2010)

Para un equipo que dispone de los mejores jugadores y los trofeos más brillantes como el Real Madrid es aún más duro, si cabe, ser uno de los equipos que ingresan en esta lista de 'perdedores' en los partidos más impactantes de los últimos 20 años.

En 2005, el Bernabéu no tuvo más remedio que pararse, hacer muecas y aplaudir cuando Ronaldinho. El brasileño saqueó el templo de los blancos con un incontestable 3-0 y un gol para el recuerdo. En 2009, el FC Barcelona volvió a martillear a los blancos con un imponente 6-2 en el Camp Nou, y dos años más tarde con un 0-4 en el Bernabéu.

No obstante, fue en noviembre de 2010 cuando se infligió el resultado más doloroso y mediático: una manita, cinco goles para derrocar al entonces invicto José Mourinho. La clase magistral de Messi, un Ronaldo desquiciado y un Sergio Ramos que se marchó expulsado marcaron la gran victoria culé.

8. Manchester United 1-6 Manchester City (2011)

En realidad, el resultado no fue el fiel reflejo de lo vivido en Old Trafford, con un United volcado al ataque, casi a lo kamikaze con 10 hombres volcados, y tres de los seis goles de los citizens llegaron en esos últimos minutos de juego, ya con el 90 cumplido. Eso sí, el simbolismo de esta victoria no podía haber sido más claro y grande, destrozando en su propio campo a los campeones de la manera más despiadada y humillante posible.

7. FC Barcelona 6-1 PSG (2017)

Tras haber sido defenestrado en el partido de la ida, donde se vio muy superado por el PSG, el FC Barcelona llegó al Camp Nou con la necesidad de obrar un milagro para dar la vuelta a la eliminatoria, y vaya si lo hizo. Todos les habían dejado fuera de combate, pero los de Luis Enrique aún tenían algo guardado para dar una nueva alegría a su afición.

El 4-0 de la ida en París, dejaban al FC Barcelona al borde del abismo, y estuvo ahí hasta los últimos minutos de juego, cuando Sergi Roberto se convirtió en héroe azulgrana con una volea en el corazón del área que instalaba en el marcador el 6-1 (6-5 en el global) que daba el paso a la siguiente ronda al FC Barcelona. Una victoria en la que mucho tuvo que ver la grada del Nou Camp, que no cesó en sus cánticos y ánimos a sus jugadores.

6. Senegal 1-0 Francia (2002)

El fútbol no es un sustituto de la política, pero la política puede hacer que el fútbol sea más interesante. Senegal era una antigua colonia francesa y con la excepción de sus dos porteros reserva, todo su equipo jugó al fútbol en Francia. Además, Patrick Vieira, centrocampista defensivo de Francia, nació en Senegal, y Bruno Metsu, entrenador de Senegal, era francés.

Francia fue campeona del mundo; su talismán: Zinedine Zidane, el mejor jugador del planeta. Senegal, por el contrario, estaba participando en su primer partido de una Copa del Mundo.

La victoria de los africanos sonrojó a Francia en todo el mundo. A los 30 minutos de juego, Papa Bouba Diop puso el 1-0 en el marcador, y la Francia de Zidane (lesionado) no pudo hacer nada por revertir la situación, fallando cada ocasión de las que dispuso durante los 90 minutos de juego.

Senegal llegó hasta los cuartos de final, marcando uno de los grandes goles históricos de la Copa del Mundo ante Dinamarca. Francia terminó en el último puesto de su grupo y cayó sin haber marcado un gol.

5. Manchester City 1-3 Leicester (2016)

El Leicester ya estaba en lo más alto de la tabla cuando visitó el Etihad a principios de febrero de 2016, pero aún quedaban dudas de si todo era un sueño o si su burbuja acabaría explotando como ya había ocurrido con otros equipos en la historia de la Premier League, y de todas las grandes ligas.

Un partido que, para muchos, fue la consagración del Leicester de Ranieri, que presentaba sus honores para ser el nuevo campeón de la Premier League. La fuerza de Robert Huth y la clase y velocidad de Riyad Mahrez decantaron el choque para los foxes, con dos goles del central y uno del centrocampista.

4. Liverpool 3-3 Milan (2005)

Una final de la UEFA Champions League que no olvidaremos fácilmente los amantes del fútbol. En el Estadio Ataturk se dieron cita dos de los grandes equipos europeos del momento, con un Liverpool de Rafa Benítez que contaba en sus filas con Jerzy Dudek, Djimi Traoré, Milan Baros, Steven Gerrard y Xabi Alonso, entre otros, y un AC Milan con Cafú, Maldini, Andriy Shevchenko, Hernán Crespo, Andrea Pirlo, Alessandro Nesta, Kaka y Jaap Stam.

Con el 3-0 del Milan, gracias a los goles de Maldini, en el minuto 1, y Hernán Crespo, en el 39 y 44 respectivamente, la final parecía decantada para los rosoneros, pero el Liverpool de Benítez consiguió darle la vuelta con tres tantos en apenas seis minutos, obra de Steven Gerrard, Vladimir Smicer y Xabi Alonso, llevando el encuentro a la tanda de penaltis.

En la tanda de penaltis se certificó el milagro, con un penalti al larguero de Serginho y dos penaltis parados por Dudek a Andrea Pirlo y Andriy Shevchenko, que permitió a los reds levantar una nueva Champions League. 

3. Corea del Sur 2-1 Italia (2002)

Mirando hacia atrás, la Copa Mundial de 2002 no puede ser criticada por el drama. Había una Francia destronada por Senegal, la irrupción de Turquía en unas semifinales, la redención de Ronaldo con Brasil, David Beckham contra Argentina...

Pero tal vez la historia más inverosímil que vivimos fue la de Corea del Sur, que en un asombroso campeonato sorprendió a Portugal, España y - más emocionante aún - a Italia, en el camino hasta los últimos cuatro equipos (acabó cuarta al sucumbir ante Turquía en el tercer y cuarto puesto). El gol de oro de Ahn Jung-hwan pasó a la historia del país al eliminar al equipo italiano.

Menos reconfortante fue la reacción de la prensa ante el pronto regreso en Italia, donde el árbitro Byron Moreno fue catalogado como paria gracias a un par de decisiones arbitrales ligeramente sospechosas. "Italia ha sido expulsada de una sucia Copa del Mundo donde árbitros y jueces de línea son utilizados como sicarios", dijo Corriere della Sera. Peor aún, el goleador coreano, Ahn Jung-Hwan, fue rápidamente despedido por el Perugia, cuyo presidente afirmó no tener "intención de pagar un salario a alguien que fue la ruina del fútbol italiano".

Con suerte, al menos sirvió para que la victoria de Ahn Jung-Hwan fuera más dulce. Y la verdad es que incluso si las decisiones del árbitro fueron equivocadas, el resultado era justo. A lo largo del torneo, los italianos eran aburridos y, en grandes momentos, groseramente ineptos. Mientras tanto, el equipo de Guus Hiddink era intrépido, lento y emocionantemente poco ortodoxo. Ambos obtuvieron lo que probablemente merecían.

2. Grecia 1-0 Portugal (2004)

Cuando Grecia consiguió una victoria sorprendente por 2-1 ante Portugal en la final de la Eurocopa 2004 nadie lo pensó mucho. Después de todo, los anfitriones no habían tenido tiempo para hacer clic, probablemente estaban un poco abrumados, y muchos de sus jugadores todavía estaban disfrutando de su victoria en la Liga de Campeones con el Oporto, apenas una quincena antes.

Inevitablemente, lo impensable ocurrió: Angelos Charisteas hizo los honores a mediados de la segunda parte, y el tono ibérico de Portugal fue aplastado por el brutalismo arenoso de Grecia. Era un plan de juego sin remordimientos.

1. Brasil 1-7 Alemania (2014)

Simplemente el resultado más impresionante en la historia del fútbol (y casi sin duda el único con su propia entrada de 5.000 palabras de Wikipedia). La victoria de Alemania en Belo Horizone no podría haber sido más enérgicamente dura ni con la banda sonora de 'Psicosis' de Hitchcock.

La narrativa popular antes de la Copa del Mundo de 2014 era que Brasil, como la nación anfitriona liderada por Neymar, llegaba como una de las grandes favoritas a alzarse con el trofeo de campeona. Alemania, por otra parte, había parecido poco más que decente, después de haber parecido poco convincente en rondas anteriores ante Francia y Argelia.

A diferencia de muchos de estos resultados, el marcador no era de ninguna manera extravagante (realmente podría haber sido de cifras dobles), y los anfitriones hicieron historia de la peor manera posible.