8 jugadores que llegaron tarde para encender la Premier League

Recordamos a las estrellas internacionales que llegaron tarde a la fiesta de la Premier League - y luego mostraron su clase.

Alex Hess

8 jugadores que llegaron tarde para encender la Premier League
8 jugadores que llegaron tarde para encender la Premier League

1. Jurgen Klinsmann (Tottenham)

Pocos deportistas pueden superar los mejores tiempos de Klinsmann en el Tottenham. Su primera etapa fue en 1994, cuando fue fichado por el presidente, por aquel entonces, Alan Sugar. Fue recibido por una hostil prensa británica, cuya aversión fue agravada tras la participación de Klinsmann en la eliminación de la selección británica en las semifinales del Mundial de la FIFA de 1990, donde Alemania se proclamó campeona en la final ante la selección argentina.

No obstante, el delantero germano se convirtió en un jugador vital en la disciplina del Tottenham, con su atractivo juego y sus divertidas celebraciones, entrando en los anales de la historia de la Premier League.

Su incursión en el equipo británico tuvo un respiro durante dos años, pero volvió por un periodo de seis meses en la 97-98 para marcar nueve goles en 15 partidos y rescatar a los Spurs del descenso a la segunda división.

2. Ruud Gullit (Chelsea)

Gullit se dirigió a Stamford Bridge en 1995 tras cosechar importantes triunfos a nivel de clubes con el Feyenoord, PSV y el Milan, sin mencionar su participación en la selección holandesa de fútbol.

El jugador de los Países Bajos, que cumplió 33 años en su primera temporada en el equipo londinense, sumó mucho en una plantilla que contaba con Jody Morris y Gavin Peacock. Solo fue superado por Eric Cantoná para el premio al futbolista del año en la 95-96, antes de llevarse a casa su primera FA Cup.

3. Zlatan Ibrahimovic (Manchester United)

Su extraordinario talento no era suficiente para los isleños, que se niegan a encumbrar a un jugador cuyos logros deportivos se han producido en otras competiciones domésticas. De hecho, los espectadores británicos tenían buenas razones para dudar de Zlatan Ibrahimovic, con la impresión de propiciar un juego lento y engorroso, confirmado por su pobre participación en el Fútbol Club Barcelona de Pep Guardiola.

Durante los últimos 12 meses ha tenido que pagar este escepticismo, pero su impecable participación en el equipo de los diablos rojos, solo superado en minutos de juego por su buen amigo Paul Pogba y acumulando un total de 28 goles en todas las competiciones. Además, lo hizo jugando para un equipo que, francamente, no era todo lo bueno que debería.

4. Youri Djorkaeff (Bolton)

Tres temporadas y media después de ganar la Copa del Mundo de 1998, en Francia, Youri Djorkaeff firmaba con el Bolton de Sam Allardyce. El francés, de origen armenio, llegó a sus 34 años al recién ascendido Wanderers a mitad de la temporada 2001-2002, donde vivió grandes momentos en el Reebok Stadium -actual Macron Stadium- con grandes jugadores como el británico Kevin Nolan, el nigeriano Jay Jay Okocha o el turco Akin Bulent, entre otros.

Dkorkaeff fue uno de los artífices de la permanencia en la Premier League del Bolton Wanderers, que con sus pases imposibles enamoró a los Trotters.

5. Edwin van der Sar (Fulham / Manchester United)

Sir Alex Ferguson invirtió mucho tiempo, esfuerzo y dedicación en la búsqueda de un portero que pudiera reemplazar a un mito como Peter Schmeichel. Mark Bosnich, Raimond van der Gouw y Massimo Taibi fueron algunos de los relevos, pero no cumplieron las expectativas para defender la portería de Old Trafford. Al final, su digno sucesor sería un holandés discreto y de voz suave, que incluso para algunos mejoró al mismísimo Schmeichel. Él era, Edwin van der Sar.

Sus inicios en el fútbol profesional fueron en el Ajax holandés, donde disputó un total de 312 partidos en todas las competiciones antes de firmar por la Juventus. Lo hacía a los 29 años, y disputó dos temporadas en la Vecchia Signora antes de que el equipo turinés firmara a Gianluigi Buffon. Tras su paso por el fútbol italiano, firmó por el Fulham inglés por 7 millones de libras a sus 31 años de edad. Curiosamente, su partido de debut fue ante el Manchester United en Old Trafford, su siguiente destino, al que llegó desde Craven Cottage a los 34 años, y donde participó en seis temporadas, consiguiendo un total de siete grandes trofeos y un récord de 1.032 minutos imbatido.

6. Iván Campo (Bolton)

Otro gran jugador que arribó al Reebok Stadium -actual Macron Stadium- para defender los colores del Bolton Wanderers en la Premier League fue Iván Campo, ex jugador, entre otros, del Real Madrid, desde el que llegaba tras ganar dos Champions League. Su fachada desmentía su impecable pedigrí y estilo de juego. Su gran capacidad para leer el juego, su sutil técnica y su dureza en cada acción le llevaron a conseguir un elevado número de tarjetas de ambos colores.

La temporada 2004-2005 del Bolton de Iván Campo, capitán de los Wanderers, cuando contaban con Jay Jay Okocha, Gary Speed y el antiguo capitán del Real Madrid, Fernando Hierro, se alzó hasta el sexto puesto de la Premier League, lo que permitió a los Trotters disputar por primera vez competición europea.

7. Deco (Chelsea)

Hay un buen argumento a tener en cuenta para considerar a Deco como uno de los futbolistas más subestimados de la edad moderna. Después de demostrar que podía jugar el papel de conductor de orquesta en un equipo de beligerancia defensiva, con el Oporto de José Mourinho, y de esplendor táctico y juego combinativo, con su fichaje por el FC Barcelona de Ronaldinho y compañía, Deco puso rumbo hacia la Premier League para jugar un papel de relevancia en un equipo como el Chelsea, pero las continuas lesiones lastraron su papel en el equipo londinense. Con Guus Hiddink al frente del equipo, el centrocampista intentó lo indecible buscar una salida, rumbo al Inter de Milán de su amigo José Mourinho, pero la llegada al Chelsea de Carlo Ancelotti hizo cambiar de opinión al luso, que terminó ganando el doblete en la 2009-2010.

8. Henrik Larsson (Manchester United)

Con los hombres encargados de hacer goles en el United de Ferguson lesionados (Alan Smith y Louis Saha), el manager británico se abalanzó sobre el veterano futbolista sueco, que vivía los últimos minutos de su carrera. Su periplo por el club más prestigioso de la liga inglesa se saldó con 13 participaciones y 3 goles, que sirvieron para demostrar que el olfato de gol no se pierde, pese a los años y el consecuente bajón de rendimiento.

A mediados de mayo le entregaron su medalla como campeón de la Premier League con el Manchester United, pese a su escasa participación. No está mal para dos meses de trabajo, ¿verdad?