La espontánea de la Champions quiso repetir...¡en la Copa América!

Kinsey Wolanski ha confesado en Instagram que ella y su novio, el youtuber Vitaly Zdorovetskiy, tenían todo planeado.

La espontánea de la Champions quiso repetir...¡en la Copa América!
La espontánea de la Champions quiso repetir...¡en la Copa América!

La estadounidense Kinsey Wolanski fue una de las estrellas de la pasada final de la Champions que se disputó en el Wanda Metropolitano (Madrid) y que terminó con la victoria del Liverpool.

Vestida con un bañador que anunciaba la página web de contenido para adultos de su pareja, Kinsey Wolanski saltó al terreno de juego y corrió hasta el centro del campo, lugar en el que fue reducida por la seguridad del estadio.

Desde que millones de personas la vieron en bañador corriendo por el Wanda Metropolitano su fama se ha multiplicado y ya está considerada como una auténtica celebridad.

Días después de lo sucedido, la estadounidense aseguró que "volvería a repetir" lo que hizo en el Wanda Metropolitano y ha tardado poco tiempo en intentarlo aunque no corrió la misma suerte.

El domingo noche, poco después de que se celebrara en Río de Janeiro el encuentro entre Brasil y Perú durante la final de la Copa de América, la joven posteó en Instagram un story en el que aparecía con su novio y artífice de los 'shows', el ruso Vitaly Zdorovetskiy.

La modelo estadounidense compartió con todos sus seguidores que habían fracaso en su intento de saltar al césped. "Fallamos a la Copa de América... publicaremos todos los detalles mañana, actualmente estamos en la cárcel".

Hace unas horas, Wolanski ha cumplido su promesa y ha publicado en Instagram una serie de tres fotografías y un vídeo junto a los que explica cómo fue el proceso frustrado a través del cual ella y el youtuber pretendían repetir la jugada de la Champions en el Estadio de Maracaná en Río.

"Admitiré que Copa América definitivamente nos ha vencido, pero ha sido una aventura de la ostia el intentarlo", ha explicado Kinsey Wolanski sobre su 'fracaso'.

"Volamos a Brasil, nos disfrazamos, llegamos a nuestros asientos y todo acabó con el culo rebelde de Vitaly siendo placado por 20 guardias de seguridad. Ya estamos fuera de la cárcel y disfrutando de nuestro tiempo en Brasil!", explicó Wolanski.