La cómica historia de un futbolista inglés que se ha hecho viral

El jugador del Lancaster City buscaba un fisioterapeuta, se equivocó de número y le gastaron una broma.

Álvaro Jiménez de Blas

La cómica historia de un futbolista inglés que se ha hecho viral
La cómica historia de un futbolista inglés que se ha hecho viral

El futbolista del Lancaster City Tom Preston se hizo daño en el tobillo pero se puso en contacto con el fisioterapeuta del equipo para intentar llegar al partido del fin de semana.

El jugador del equipo de la Northern Premier League se equivocó de número y los mensajes le llegaron a uno de sus compañeros, que aprovechó la ocasión para gastar una broma.

Rob Wilson fue el destinatario de los mensajes de Tom Preston y el exfutbolista Craig Stanley fue el encargado de verter todo el contenido en Twitter.

"Hola Neil (así se llama el fisioterapeuta), anoche recibí un fuerte golpe en el pie derecho. Esta hinchado y amoratado. Mark me dijo que te lo comentara, le dijo Preston.

El falso fisio no tardó en responder a su compañero de vestuario. "Es muy tarde Tom, pero gracias por avisarme. ¿Puedes ponerte algo de peso?".

"Sí, pero lo tengo un poco dolorido", respondió Tom Preston mientras pensaba que hablaba con Neil, fisioterapeuta del Lancaster City.

En este momento, Rob le propuso una solución para bajar la hinchazón. "Está bien, amigo. ¿Puedes ponerte un filete durante diez minutos? Esto hará que se reduzca el hinchazón y el moratón desaparezca".

Tom no tenía ningún filete en casa y se puso una bolsa de guisantes congelados pero Rob Wilson insistió en que lo mejor sería ponerse un filete. "¿Está muy lejos la carnicería más cercana? Si puedes, cómprarlo y el club te ingresa ese dinero después".

Ante la insistencia, Tom Preston mandó a su padre a la carnicería para comprar un filete. "Mi padre está de camino", señaló. El falso fisio le respondió con un "buen chico".

A los pocos minutos, Tom Preston le mandó la foto con el solomillo puesto en su tobillo para demostrar que seguía sus indicaciones a rajatabla.

Poco después, el exfutbolista Craig Stanley publicó la conversación en Twitter y la historia del futbolista del Lancaster City se hizo viral a los pocos minutos.