10 futbolistas que no valen para actores, desde Beckham a Zidane

Es temporada de Óscar, pero no para estos ases de fútbol, tan estáticos ante la cámara que sus compañeros probablemente pensaron que era una pared.
FourFourTwo -
10 futbolistas que no valen para actores, desde Beckham a Zidane
10 futbolistas que no valen para actores, desde Beckham a Zidane

Lo creas o no, algunos futbolistas han tenido una transición exitosa al mundo de la actuación. Vinnie Jones no le gusta a todo el mundo pero se ha hecho un nombre de tipo duro con rostro impenetrable. Eric Cantona también hizo de sí mismo en su papel más conocido en “Buscando a Eric”, pero lo hizo con garbo. Además sale genial en los anuncios de cerveza.

El compatriota de Cantona, Frank Leboeuf, apareció en una película ganadora del Oscar interpretando a un médico en la película biográfica de Stephen Hawking “La teoría del todo”. Carlo Ancelotti también hizo de médico en un cameo de “Star Trek Beyond” que, aunque no hemos visto, podría dar lugar a un spin-off: “Dr Ancelotti: ¡En el espacio!”

De todos modos, aunque estos eran buenos, hubo otros a los que les salió algo peor. Aquí, la lista:

Publicidad

David Beckham en “El Rey Arturo: La leyenda de la espada”

<iframe width="100%" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/xvqN5a6qwtE?start=45" frameborder="0" allow="autoplay; encrypted-media" allowfullscreen></iframe> 

Desde 0:45

Cuando el Señor creó a Becks, le dio múltiples dones: gran cuerpo, buena apariencia, un pelo precioso y una destreza en el pie derecho que puede abrir latas de conserva. Para equilibrar le dio la voz de un ratón tímido y cero habilidad para actuar.

Actuando en el papel secundario de "Trigger" en la epopeya artúrica de Guy Ritchie, Beckham no convence como un tipo medieval rudo con una armadura de plástico. Aunque con diálogos como: "Botando en mi rodilla. ¿Dónde crees que te quiero? ". No estamos seguros de que el propio Marlon Brando pudiera haber hecho este papel sin parecer un idiota. Así que démosle a Becks su cosa favorita (un pase).

Publicidad

Stan Collymore en “Instinto Básico 2”

Stan Collymore está babeando en el asiento del pasajero de un automóvil deportivo a toda velocidad mientras Sharon Stone se emociona en el asiento contiguo. Puedes verlo aquí, pero, ojo, NO LO HAGAS EN EL TRABAJO. Deberíamos señalar de inmediato que esta es una escena cinematográfica y definitivamente no es la vida real.

El ex delantero del Nottingham Forest interpreta el papel de la estrella de fútbol Kevin Franks y su papel dura tanto como los guionistas tardaron en inventarse el nombre. Él es despedido antes de que los créditos terminen mientras el coche se dirige al río Támesis y, aunque es injusto criticar la actuación de Stan cuando todo lo que hace es gemir un poco y ser golpeado por Stone, se le ve un poco tontorrón. (Kevin) “Frankamente”, Instinto Básico 2 es tan mala que la carrera de Stan parece haberse hundido con ella. 

Wayne Rooney en un anuncio de vino

<iframe width="100%" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/Q6MkmonoaSw" frameborder="0" allow="autoplay; encrypted-media" allowfullscreen></iframe> 

Rooney dista mucho de ser un animal curioso: un futbolista que no es convincente incluso cuando hace de sí mismo. "El jefe me dijo que está llegando un nuevo demonio", entona Rooney con todo el entusiasmo que indica que Sir Alex acaba de decirle que Eric Djemba-Djemba ha vuelto a firmar con el Manchester United.

Las reacciones de los coprotagonistas de Rooney Ryan Giggs y Patrice Evra (definitivamente no es su voz) no son mucho mejores, pero como el actor principal, Rooney debe soportar la mayor parte de las críticas. "Dicen que es una leyenda", agrega en un estilo comatoso, antes de ver una bola de fuego atravesar Old Trafford y explotar en una de las porterías.

¿La reacción de Rooney? Acariciar su barbilla impasible. Pero por dios, Wayne, ¿cuánto vino chileno has bebido para mantener esta calma en un momento de crisis? 

Sir Bobby Charlton en “Jossy's Giants”

Jossy's Giants era una serie de televisión infantil de los años ochenta ambientada en Newcastle sobre un equipo de fútbol infantil rebelde. Tenía una sintonía célebre, fue escrita por el célebre comentarista de dardos Sid Waddell y también de alguna manera logró alguna aparición estelar con un par de leyendas genuinas de Inglaterra y el Manchester United.

Bryan Robson apareció una vez, pero su rancia actuación fue tan atroz que Internet parece haber borrado, de buen modo, todo registro de la misma. Bobby Charlton es más convincente. Hay que admitir que su llamada telefónica a Jossy para organizar una visita al St. James’ Park es bastante artificial y Sir Bobby lo sigue exaltando las virtudes de "un buen baño" para un grupo de niños que probablemente solo quieran salir y correr un rato.

Sin embargo, si Hollywood no llamó, Charlton parece muy agradable. ¡Muéstranos los vestuarios arbitrales otra vez, Bobby! PUEDES VERLO AQUÍ

 

Publicidad

Pelé en “Evasión o Victoria” 

<iframe width="100%" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/os8FxkBTYu0" frameborder="0" allow="autoplay; encrypted-media" allowfullscreen></iframe>

Hay una eterna pregunta en torno a este clásico de culto de 1981 sobre un grupo de prisioneros de guerra aliados que escapan gracias al fútbol. A saber, ¿qué es peor: Sylvester Stallone como portero o los futbolistas intentando actuar?

Pelé desempeña el papel estelar del cabo Luis Fernández. John Wark nos contó en una entrevista a FourFourTwo que el gran futbolista clavó su importantísima chilena en la primera toma, pero su actuación fuera de tono dejó algo que desear. Su diálogo, a diferencia de su obra, se apresura y murmura, incluso si disfrutamos de su escena en la pizarra con el entrenador Michael Caine.

Tenemos la sensación de que si pelé le hubiera quitado la tiza a Tony Pulis cuando estaba impartiendo su clase tática, O Rei se habría quedado comiendo tiza en el banquillo.

Ally McCoist en “A Shot at Glory”

<iframe width="100%" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/97ax8T7RPMs" frameborder="0" allow="autoplay; encrypted-media" allowfullscreen></iframe> 

Estamos muy tentados de colar esta como las buenas actuaciones. Ally McCoist no se limita a leer un par de líneas de un autocue, ​​sino que también toma la iniciativa en esta película del 2000 sobre un delantero del Celtic en el ocaso que viene desde el Arsenal para jugar para el ficticio equipo Kilnockie FC de los Highland. Coist sin duda tiene el encanto de ser un protagonista brillante (y más guapo) que Mel Gibson.

Sin embargo, no es suficiente para salvar esta película muy predecible que también cuenta con Michael Keaton y Robert Duvall, quien interpreta a un duro entrenador que seguro que considera que este es su mejor trabajo junto a esas dos películas de “El padrino”. Es una locura que esta película llegara a rodarse, pero nos da una idea de cómo Arsene Wenger puede limar todavía más el equipo del Arsenal. ¿Enviar a Mohamed Elneny a Buckie Thistle FC? Vale la pena intentarlo. 

Michael Owen en un anuncio de whisky

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/OAwhVhrKuLI" frameborder="0" allow="autoplay; encrypted-media" allowfullscreen></iframe>

"Cada vez que entro al ring, el espíritu de un guerrero me atraviesa". Correcto. Parece que Michael Owen recogió accidentalmente el guión de Rocky VII: La venganza de Adrian en lugar del anuncio del whisky Spey que supuestamente iba a rodar. Pero es evidente que el director decidió que la vida era demasiado corta y eligió montarla como Michael a bordo de uno de sus enormes sementales.

Owen está haciendo la técnica de Rooney para hacer de sí mismo, tal como es, mientras habla sobre algo que realmente le interesa (carreras de caballos). Sin embargo, lo hace con total ausencia de emoción hasta que finalmente consigue un poco de vigor para darnos un cierre: "Ssssh… guarda el secreto” da tan miedo que hasta Freddy Krueger se retuerce asustado mirando su guante de garras.

Publicidad

Alan Shearer en “Goal!”

<iframe width="100%" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/CwenIja1N4s" frameborder="0" allow="autoplay; encrypted-media" allowfullscreen></iframe>

Cameos en abundancia en esta trilogía de fútbol de pantalla grande que registra el progreso de Santiago Munez desde Los Ángeles hasta el Real Madrid vía Newcastle. Mantén los ojos bien abiertos porque hay muchos cameos, desde Lionel Messi a Igor Biscan, pero es la actuación muda de Alan Shearer lo que cautiva por las razones equivocadas.

Desempeña un papel que posiblemente hayas visto en la vida real: "el peor tipo que haya habido en el gimnasio". Shearer es el Rey de los estúpidos. Mientras nuestro pobre héroe lucha por ejercitar sus piernas débiles, el poderoso Alan lo fulmina con la mirada hasta que abandona la máquina de pesas, se burla de él y sigue haciendo repeticiones con sus muslos. Deja al joven desinflado con una sonrisa burlona. Bienvenido a Newcastle, Santiago. 

Ian Wright en “Gun of the Black Sun”

<iframe width="100%" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/iZQkXVYBdFg" frameborder="0" allow="autoplay; encrypted-media" allowfullscreen></iframe>

Un poco por encima de Owen y Rooney, como era de esperar, pero hay que elevar el listón hablando del bueno de Wright. Sea lo que sea lo que te viene a la mente cuando piensas en Ian Wright (para nosotros es "un montón de goles para Arsenal" y "un niño de 10 años atrapado en el cuerpo de un hombre adulto"), ciertamente es un tipo carismático. Esto nos llevó a creer que podría, por favor, hacer resurgir la carrera de actor de Vinnie Jones.

Sin embargo, no lo hará si sigue protagonizando cosas como Gun of the Black Sun, una película de gánsters tan mala como su título. Wright está realmente bien en el papel del 'Duque', pero bastante subestimado, posiblemente porque se da cuenta de que está en pleno diálogo de besugos. ¿Por qué no pueden dejar a Wrighty soltarse? Pensándolo mejor, quizá no sea buena idea.

Zinedine Zidane en Asterix en los Juegos Olímpicos

<iframe width="100%" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/T5Cw154KWLE?start=67" frameborder="0" allow="autoplay; encrypted-media" allowfullscreen></iframe>

Desde el 1:07

Un aspirante en varias de las listas de críticos para la peor película de 2007, este puerro basado en el longevo cómic francés tuvo cameos de Michael Schumacher (en una carrera de carros), Amelie Mauresmo y - extrañamente - el genio del fútbol y futuro entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane.

Sus escenas comienzan con un tipo extraño que se parece que Dani Alves al que le quita la pelota Zidane. Luego la pareja intercambia un poco de diálogo silencioso, probablemente sobre el dominio del fútbol español, antes de que Zizou haga alguna filigrana.

Él es bueno en eso, como era de esperar, pero es su apariencia lo que realmente sobresalta. El enigmático Zidane parece estar vestido como una especie de dios egipcio, con rímel y tocado. Es algo atractivo, y es curioso, pero esta actuación probablemente no le ayude a protagonizar en el biopic de Cleopatra. De vergüenza.

Publicidad
Te recomendamos

Diego Pablo Simeone ha confeccionado una plantilla muy completa....

El guardameta mostoleño invitó al exjugador del Barcelona a volver a jugar....

El protagonista del modo 'El Camino: Campeones' fichará por el conjunto blanco....

Julen Lopetegui está muy satisfecho con su rendimiento y quiere que se queden en la p...

El futbolista alemán, que juega en el Chicago Fire, marcó tras un lanzamiento desde l...

El portero mostoleño demostró que los idiomas no son lo suyo y recordó a Joaquín habl...